Microcirugía y Artrodesis

 

Comenzamos por microcirugía y artrodesis porque en todos nuestros tratamientos los detalles y la especialización marcan la diferencia. Confía el cuidado de tu columna a un experto y juntos encontraremos la solución.

El nivel de precisión alcanzado con estas técnicas nos permiten acortar los tiempos de ingreso hospitalario, un menor riesgo de infección, una cicatriz mucho más pequeña y estética con una recuperación funcional y de las actividades de la vida diaria de una forma prácticamente inmediata.

 

MICROCIRUGÍA DE PATOLOGÍA DISCAL CERVICAL Y LUMBAR

El empleo del microscopio y del instrumental de microcirugía nos permite realizar incisiones muy pequeñas y el manejo de los tejidos de forma muy poco agresiva, lo cual hace que nuestros tratamientos sean llevados a cabo de forma ambulatoria o con estancias hospitalarias muy cortas. Esto posibilita la rápida incorporación del paciente a sus actividades diarias habituales tras una microcirugía.

ARTRODESIS COLUMNA LUMBAR

Se trata de una intervención quirúrgica en la que se fijan dos piezas óseas, anclando una articulación. Está indicado cuando hay inestabilidad vertebral.

¿Qué enfermedades se operan mediante la artrodesis de columna vertebral?

Procesos tales como espondilolistesis lumbares; escoliosis degenerativas; patología traumática con fracturas y algunos casos de raquiestenosis lumbar.

ARTRODESIS CERVICALES

Cirugías con abordajes microquirúrgicos anteriores o posteriores en función de la patología de base del enfermo.

¿Qué enfermedades se operan mediante la artrodesis de cervicales?

Los abordajes cervicales anteriores con prótesis de titanio y miniplacas están indicados en enfermedades degenerativas discales extensas con osteofitosis que condiciona estenosis de canal central y foraminal; listesis cervicales degenerativas; patología traumática cervical que condicione inestabilidad o fracturas vertebrales.
Los abordajes posteriores con tornillos y barras se utilizan principalmente en casos de luxaciones atloaxoideas secundarias a artritis reumatoide y en algunos procesos traumáticos.

VERTEBROPLASTIAS Y CIFOPLASTIAS

¿En qué consiste la vertebroplastia y la cifoplastia?

Estas técnicas quirúrgicas consisten en la inyección de cemento en los cuerpos vertebrales lumbares y dorsales realizadas de forma percutánea y con anestesia local.

¿Qué enfermedades se operan mediante la vertebroplastia y cifoplastia?

Las vertebroplastias y cifoplastias están indicadas en el tratamiento mínimamente invasivo de las fracturas vertebrales osteoporóticas, traumatismos y alguna patología tumoral vertebral.

MICROCIRUGÍA DE NERVIOS PERIFÉRICOS

¿Qué patologías se tratan mediante la microcirugía de nervios periféricos?

Microcirugía de las principales patologías de compresión y lesión nerviosa. Las más frecuentes son la compresión del túnel carpiano, que es el atrapamiento del nervio mediano a nivel del carpo. Esta cirugía se realiza a través de una pequeña incisión en la muñeca, con anestesia local y la mejoría de los síntomas de adormecimiento de la mano se notan desde el primer día.
Otra patología frecuente es la compresión cubital a nivel del codo. Que provoca dolor y adormecimiento a nivel del borde externo del antebrazo y dos últimos dedos de la mano, incluso con afectación de la fuerza a nivel de la mano.
En la pierna la neuropatía compresiva del nervio peroneo común, es la más frecuente, produciéndose sobre todo a nivel de la cabeza del peroné. Generalmente secundarias a traumatismos o posturas forzadas de la pierna. Esto se traduce en la pérdida de sensibilidad de la pierna y sobre todo en el déficit motor para la flexión dorsal del pie.
Estos síndromes y otros menos frecuentes se tratan a través de abordajes mediante anestesia regional liberando los compromisos nerviosos y no precisando generalmente el ingreso hospitalario del paciente.

TRATAMIENTOS NEUROQUIRÚRGICOS DEL DOLOR CRÓNICO

¿Qué patologías se tratan mediante la microcirugía de nervios periféricos?

Aplicación de técnicas neuroquirúrgicas para el tratamiento del dolor. Posibilidad de realizar infiltraciones guiadas por TAC. Uso de técnicas de radiofrecuencia percutánea en nervios para bloqueo del dolor. Neuroestimulación superficial y profunda mediante electrodos subcutáneos o espinales.