#

Volver a patologías

ESTENOSIS DE CANAL LUMBAR

Estenosis de canal lumbar

¿Qué es la estenosis de canal lumbar?

La estenosis de canal lumbar es un estrechamiento del canal medular o conducto raquídeo por donde discurre la médula espinal y las raíces nerviosas. Además la principal causa es el envejecimiento o artrosis vertebral, que condiciona una serie de cambios degenerativos en las vértebras, ligamentos y carillas articulares que conforman la columna, dando lugar a una hipertrofia y cierre paulatino del canal, atrapando las estructuras nerviosas en su interior. No obstante, puede haber otras causas. Por ejemplo, las congénitas, es decir, que la columna presenta malformaciones en alguna de sus estructuras

 

¿Qué síntomas presenta la estenosis de canal lumbar?

 

  • Dolor lumbar irradiado hacia los glúteos o dolor irradiado hacia las piernas (dolor ciático).
  • Entumecimiento, sensación de hormigueo y pérdida de fuerza en las piernas que aparecen al poco tiempo de iniciar la marcha y que obligan al paciente a detenerse, lo que en términos médicos se conoce como claudicación neurógena de la marcha o enfermedad del mirador de escaparates.
  • Alivio del dolor al inclinarse hacia delante o sentarse y aumento del mismo al incorporarse en posición recta y caminar. Los familiares observan cómo el paciente camina de forma característica cada día más encorvado con el tronco flexionado hacia delante.

 

¿Cuál es el tratamiento de la estenosis de canal lumbar?

En un principio, el tratamiento debe ser multidisciplinar y conservador, centrándose en restablecer la función y aliviar el dolor. Además el tratamiento médico solo es paliativo y no mejora el conflicto de espacio provocado por el estrechamiento del canal lumbar, una amplia mayoría de los pacientes logran un alivio significativo de los síntomas con tratamiento médico y rehabilitador.

Es importante incidir en la prevención basada en el ejercicio físico moderado y en la adopción de medidas de higiene postural adecuadas.

Si todo lo anterior ha fracasado y el paciente no tiene una buena calidad de vida, en los pacientes cuidadosamente seleccionados estaría indicada la opción quirúrgica llevada a cabo por un neurocirujano especializado en cirugía mínimamente invasiva de la columna.

El empleo del microscopio quirúrgico en estas intervenciones permite intervenir a pacientes de edad muy avanzada que antes estaban descartados para una intervención quirúrgica convencional.

Dado que el problema que genera esta patología es un conflicto de espacio, para remediarlo llevamos a cabo esta intervención bajo visión microscópica para descomprimir, recalibrar y aumentar el tamaño del canal haciendo sitio al paso de los nervios. También en determinados casos puede ser necesaria una estabilización o fusión ósea con implantes de titanio (tornillos pediculares o prótesis intersomáticas).

La microdescompresión quirúrgica efectuada mejora ampliamente la calidad de vida en estos enfermos al disminuir la dosis de fármacos antiinflamatorios, permitir una mejor movilidad y disminuir su aislamiento social, así como proporcionar una franca mejoría del dolor lumbar y del dolor ciático.

#

Volver a patologías